jueves, noviembre 29, 2007

Unos cartones

Helguera
Rocha

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero, desde aqui, expresar mi más profunda condena a la decisión de la Corte de Mexico, que finalmente nos ha mostrado que tampoco los jueces estan libres de las presiones e intereses politicos.

Igualmente mostrar mi decepción ante Calderón. Confié en él y me traicionó. No sólo no mostró el menor interés en hacer justicia como nos proclamó engañosamente en la campaña electoral, sino que a cambio de llevar a cabo "sus reformas" vendió la impunidad. No se si Calderón vaya al destino correcto, pero sin duda el fin no justifica los medios.

Soy mexicano por adopcion. Para mi esta magnitud de corrupción política era nueva. Jamás sospeché la primera vez que puse los pies en esta tierra, que la manipulación, el engaño y la corrupción política llegaba a estos extremos. Ahora he sufrido personalmente como quien compra a los funcionarios gana a la justicia. Hasta ahora siempre tuve confianza de que pese a la corrupcion reinante en los gobiernos estatales (los dos que mas he podido conocer son totalmente corruptos así que en estos momentos tengo la sensación que este cancer es generalizado), pues pese a esto aún quedaba la esperanza de que la justicia federal y un "gobierno del cambio" acabara con esta lacra que se come a Mexico.

No ha sido así.

Ahora solo me queda decir, que aunque amo a la gente de México, no quiero para mis hijos un pais en el que estarán desprotegidos ante cualquiera con poder o dinero, sin opción siquiera a obtener justicia de la instancia más alta.

Espero y deseo, que la motivación de los pocos ciudadanos informados y verdaderamente críticos, sea suficiente para un día ser una mayoria que arrastre a este pais a ser parcelas de terratenientes. Lo cierto es que, tras comprobar perplejo como una despensa compra aún a una mayoria de ciudadanos, yo, personalmente yo, me rindo.

De verdad Suerte.

Luiggi

Anónimo dijo...

Quiero, desde aqui, expresar mi más profunda condena a la decisión de la Corte de Mexico, que finalmente nos ha mostrado que tampoco los jueces estan libres de las presiones e intereses politicos.

Igualmente mostrar mi decepción ante Calderón. Confié en él y me traicionó. No sólo no mostró el menor interés en hacer justicia como nos proclamó engañosamente en la campaña electoral, sino que a cambio de llevar a cabo "sus reformas" vendió la impunidad. No se si Calderón vaya hacia el destino correcto, pero sin duda el fin no justifica los medios, y este no es el camino.

Soy mexicano por adopcion. Para mi, esta magnitud de corrupción política, era nueva. Jamás sospeché la primera vez que puse los pies en esta tierra, que la manipulación, el engaño y la corrupción política llegaba a estos extremos. Ahora he sufrido personalmente cómo quién compra a los funcionarios gana SIEMPRE a la justicia. Pese a esto, hasta ahora, siempre tuve confianza de que pese a la corrupcion reinante en los gobiernos estatales (los dos que mas he podido conocer son totalmente corruptos así que en estos momentos tengo la sensación que este cancer es generalizado), pues pese a esto aún quedaba la esperanza de que la justicia federal y un "gobierno del cambio" acabara con esta lacra que se come a Mexico.

No ha sido así.

Ahora solo me queda decir, que aunque amo a la gente de México, no quiero para mis hijos un pais en el que estarán desprotegidos ante cualquiera con poder o dinero, sin opción siquiera a obtener justicia de la instancia más alta.

Espero y deseo, que la motivación de los pocos ciudadanos informados y verdaderamente críticos, sea suficiente para un día ser una mayoria que arrastre a este pais a dejar de ser parcelas de terratenientes. Lo cierto es que, tras comprobar perplejo como una despensa compra aún a una mayoria de ciudadanos, yo, personalmente yo, me rindo.

De verdad Suerte.

Luiggi

Anónimo dijo...

Luiggi:

¿De verdad creíste en la demagogia de Calderón? ¿No te acordaste del Fobaproa? ¿Del gasolinazo? ¿De vrdaas crees que a los PANISTAS les importa a "gente de a pie"?

Anónimo dijo...

Política y estilos
Política - Viernes 30 de noviembre (17:27 hrs.)

¿En quién confiar?
Por Rosaura Cruz de Gante

El Financiero en línea

México, 30 de noviembre.- Pese a los esfuerzos que innegablemente ha realizado el gobierno de Felipe Calderón -que cumple un año al frente de gobierno federal- para combatir la delincuencia, los resultados no sólo son laxos, sino contrarios a lo que los ciudadanos esperamos.

Ya se ha vuelto un espectáculo presenciar o enterarnos de toda clase de actos ilícitos que no sólo generan las temibles bandas de delincuencia organizada, sino servidores públicos que presuntamente resguardan la seguridad pública.

Desde policías secuestradores y extorsionadores, hasta miembros de corporaciones policíacas desvalijando un trailer robado que transportaba artículos electrónicos, amén de las redes de protección a delincuentes que cada vez con mayor frecuencia se descubren, hacen concluir simple y llanamente, que los ciudadanos estamos expuestos a lo peor, e indefensos.

Las deficiencias no sólo se dan a raíz de la corrupción que da pie a estas situaciones tan condenables. Desafortunadamente, también abarcan el ámbito de la impartición de justicia, donde los mexicanos podríamos creer que hay mayor cuidado y sobretodo voluntad para combatir la corrupción y la impunidad.

Parece ser que lo que permea tanto en las áreas de persecución de delitos como en la correspondiente a impartición de justicia, es decir, el fallo para castigar a quienes infringen la ley, son grandes lagunas, pero sobre todo falta de voluntad para evitar que el país termine de convertirse en territorio de nadie.

Aunque las fechorías que cometen malos elementos policiacos son diferentes a las que –según las grabaciones que todos conocemos- cometió el "gober precioso", Mario Marín, resultan igualmente indignantes porque muestran que el país está muy lejos de poder evitar que se siga lastimando la convivencia social.

Toda proporción guardada, la resolución que emitió la Suprema Corte de Justicia, que es la ultima instancia de impartición de justicia, negando que Marín Torres violó las garantías constitucionales de la ciudadana Lydia Cacho, porque no quedó demostrado el concierto entre autoridades de los poderes Ejecutivo y Legislativo de Puebla para perjudicar a la periodista, según explicó la Ministra Margarita Luna Ramos, obliga a reflexionar sobre la forma en que el Derecho y su aplicación garantizan a los ciudadanos un verdadero acceso a la justicia.

Impartición de justicia es a seguridad pública, como impunidad es a corrupción,

dos binomios que desafortunadamente han sido pésimamente atendidos en México, por lo que ante los casos que presenciamos, a los ciudadanos sólo nos queda el recurso de preguntar: entonces ¿en quién podemos confiar para combatir los delitos y castigar a atentan contra la tranquilidad individual y social?

Ojalá pudiéramos encontrar respuesta en el Plan Sectorial en Materia de Seguridad, Justicia y Política Exterior que Felipe Calderón presentó horas antes de cumplir una año en la Presidencia.

Anónimo dijo...

!Felicidades Sr. marín!
Ya saviamos que hera inosente!!!

Vamos a seguir trabajando por nuestro Estado cómo usted nos enseña.

atte.

Asociación de lenones; gays, prostitutas y abogados

luichi dijo...

Recomendadisimo el nuevo libro de Lydia Cacho:

Historia de una Infamia.

En el describe como ha vivido todo este proceso desde que una joven busco refugio con ella tras ser abusada durante su niñez por Succar Kuri hasta la fecha.

El libro sale muy economico (entre 100 y 160 pesos) e incluye un dvd con el documental "Los Demonios del Edén"

Muy recomendable. Ademas de informarme de detalles no conocidos de la trama Marin-Cacho, se que el exito del libro colabora en el exito de alcanzar justicia aunque sea por presion mediatica.

Saludos.

Anónimo dijo...

http://www.laquintacolumna.com.mx/2007/diciembre/columnistas/colu_laquinta_021207.html

Por quien no se dio cuenta el texto es puramente ironico.

Anónimo dijo...

avalancha de reportajes periodisticos indignados con la resolucion de la corte.

Avalancha de videos en youtube de periodistas indignados desde Loret de Mola al payaso Brozo.

¿murio este blog?

Counters
Internet Access Provider