domingo, octubre 08, 2006

CRONICAS PEDERASTAS I

Por el Gober Precioso

Aviso: favor de leer con el estómago vacío.

===================================================

PROSTITUCIÓN INFANTIL: VIVIR EN EL LABERINTO

LOS NIÑOS DE LA NOCHE


Por Rafael Aceituno

Nos apuntaron con metralletas.
Gritaron:
-¡Al suelo, cabrones!
Obedecimos.
Eran policías de Tijuana.
Primero violaron a Mario.
Siguió Jimy.
Luego, El Calacas...
Sangramos mucho.
Yo iba a cumplir 11 años.
Después, fuimos vendidos en burdeles lujosos de Las Vegas.
Seis niños por 4 mil dólares.
Así empecé.
Charly: ex niño de la calle. Oficio: prostituto.

***

Estaba desnuda.
Temblando...
Acostada sobre una cama.
Entraron al cuarto 3 clientes borrachos que reían como locos.
Dijeron:
-Que empiece el show.
Y soltaron un perro en celo...
Tuve relaciones sexuales con el animal durante varios minutos.
Me desgarró el ano.
Esa noche le di servicio a 30 ó 40 personas. Tal vez más.
Fue mi primera experiencia.
Tenía 12 años.
Susan: ex niña de la calle. Oficio: prostituta.

***

No lo olvido.
Me llevaron a un hotel que está frente al mar.
Sí: en Cancún.
Adentro había una pareja.
¿La mujer?
Hummm... 55 ó 60 años.
¿El hombre?
Pues... 70 más o menos.
Escuché:
-Híncate.
Así, directo.
El viejo sacó su miembro...
Cerré los ojos.
Estuve dos días enteros con ellos.
Gané 200 dólares.
Tenía apenas 14 años.
Martha: ex niña de la calle. Oficio: prostituta.

***

Iba caminando por San Cosme.
Tranquilo...
Se me acercó una camioneta negra.
Pensé: son judiciales.
Y sí: eso era.
Dijeron:
-Órale, chavo: súbete.
-¿Por qué?
-Ándale, ándale...
-Cálmense.
-Hay un billete para ti.
Fuimos a un departamento que está por la Fuente de Petróleos.
Adentro: la gran fiesta.
Ya no recuerdo más. No, no, no...
Desperté tirado en la calle.
Tenía los pantalones empapados de sangre y la boca sin saliva.
Era niño todavía.
¿Cuántos años? Diez...
Samuel: ex niño de la calle. Oficio: prostituto.

***

Nací en Guatemala.
Pero ahora soy mexicana.
Llegué a este país con mi mamá.
Queríamos vivir en los Estados Unidos. Íbamos a cruzar desde México.
No pudimos.
¿Qué pasó?
Terminamos prostituyéndonos.
Exacto: las dos.
Ella se alquilaba en el Reclusorio Norte. Daba servicio a los presos ricos.
Yo: en el penal de Barrientos.
Me usaban hasta 35 veces diarias.
Comencé a los 11 años.
Y mira: todavía sigo...
Rosy: inmigrante. Oficio: prostituta.

***

Es duro ser puta. Pero... ¿Y qué hago? ¿Morirme de hambre? Antes, era niña de la calle. Ahora, por lo menos, soy niña de la noche. Gano mi dinero. Ya puedo comer diario. Estoy mejor, ¿no?
Olga: 14 años. Oficio...

***

Vigilar y escuchar.
“Ejército, Marina, Policía Federal Preventiva y PGR utilizan a niños prostitutos como informantes. Mira: sabemos quiénes son. Pero los dejamos hacer. ¿Qué caso tiene pelearnos con esta gente?
“Los servicios de inteligencia civil y militar tienen su propia red de soplones entre las niñas que trabajan en los burdeles del país. Sobre todo en dos plazas: Tijuana y Matamoros. No es un secreto.
Chuy. Oficio: enganchador.

***

Las niñas del señor Presidente.
“Mentira: la prostitución infantil no comenzó a practicarse recientemente.Ya existía en México desde principios del siglo XX. Sólo que antes era un placer oculto de ricos y poderosos. Nada más.
“Le pondré este ejemplo: hubo una casa de citas famosísima. Estaba en las calles de Orizaba, colonia Roma. Ahí trabajaban bastantes muchachitas. Hablamos de los años cincuenta.
“Asistían puros gallones. ¿Quiénes? Gilberto Flores Muñoz, secretario de Agricultura, Gonzalo N. Santos, cacique de San Luis Potosí, Samuel León Brindis, gobernador de Chiapas...
“Incluso: se atendía al mismísimo Adolfo López Mateos. Así como lo oye. No digo que él fuera personalmente. Tampoco... Pero sí recibía atención del personal que trabajaba en ese burdel.
“Los antiguos cabareteros recordamos muy bien una historia curiosa: las niñas del señor Presidente. Muchachitas de once o trece años salían de la colonia Roma para servir a don Adolfo. Sí señor: me consta.
S. B. Ex dueño de centros nocturnos.

***

Diez y media de la noche.
El reportero aguarda pacientemente sobre Avenida Reforma.
Un hombre alto se acerca.
Pregunta:
“¿Listo?”
“Totalmente.”
“Hecho... Súbete.”
Abordamos el auto. Viajamos en silencio. La tensión ahoga.
Oigo la primera advertencia:
“No publiques nombres.”
“Momento...”
“Nada: tómalo o déjalo.”
“Bueno...”
“Ni direcciones.”
“Está bien.”
Finalmente, llegamos.
Desciendo...
Veo una casa estilo colonial.
Entramos.
Y observo:
Acá, un niño semidesnudo. Allá, una niña de mirada penetrante luce orgullosa su falso uniforme escolar. Al fondo, dos adolescentes en tanga.
El prostíbulo está lleno.
Treinta personas menores de quince años practican intensamente un intercambio milenario: dinero por caricias.
¿Sonríen?
Mi guía empieza a relajarse.
Lentamente, sin prisa, muestra los pasadizos oscuros del laberinto.
Así:
“La clientela de este lugar es selecta y mezclada. Hay de todo: políticos, sacerdotes, periodistas, empresarios, militares, ejecutivos, agentes de Seguridad Nacional... Sí, como tú dices: la élite del Poder.
“Los sexo servidores son reclutados entre niños de la calle que vagan por el Distrito Federal. Pero no sólo ahí. También consiguen gente en las fronteras: Tapachula, Ciudad Hidalgo, Tijuana, Juárez, Nuevo Laredo...
“Mandan personas a esas ciudades. Ellos localizan niños y niñas... ¿Dónde? Principalmente en estaciones de ferrocarril, centrales camioneras, hoteluchos, de paso y cruces fronterizos.
“Nunca falla. Siempre encuentras individuos dispuestos a entregarte un hijo o una hija a cambio de 500 dólares. Si la niña o el niño son vírgenes pagan más. La tarifa aumenta: 9 mil pesos mexicanos.
Sorpréndete: el principal método de reclutamiento es la compra de niños a sus familiares. Sí: también raptar. Pero cada vez se usa menos. ¿Tiene caso emplear la violencia cuando puedes lograr tus fines soltando dinero?
“Otro lugar que surte de chamacos al negocio es el campo. Piensa en los estados más pobres del país: Oaxaca, Chiapas, Hidalgo... Ahí, un niño vale menos que una vaca.
¿La policía? No seas ingenuo. Se beneficia por partida doble: disfruta gratis a los niños y además recibe su cuota mensual. Todos: municipales, estatales y federales. Nadie queda fuera.

***

TO BE CONTINUED...

1 comentario:

LILIANA AYALA PAZO dijo...

Es indignante y repulsivo lo que está publicado, pero duramente es nuestra realidad causada por la enorme falta de trabajo y de valores que actualmente adrontan nuestras familias, pues llegamos a una conclusión de que la pobreza económica es la principal causa, lamentablemente esta lacra no acabará, si asimismo nuestras autoridades que tienen la potestad de acabar con este problema tambien están involucrados aprovechandose de inocentes, pero la justicia de Dios llega y ay de aquellos que osen atentar contra inocentes, Dios los maldecirá y el castigo no lo sabe ni el mismo Jesús, tengo fé en que existan personas con sensibilidad para contribuyan en acabar con este mal.

Counters
Internet Access Provider